x

Un rey en moto.

Gracias a películas taquilleras como Grease, la época efervescente de Elvis Presley quedó asociada a los Cadillacs descapotables y a los salones de refrescos y hamburguesas. De hecho, el papel de Danny Zucko, el protagónico masculino, había sido pensado originalmente para El Rey del Rock.

Sin embargo, la pasión de este icónico cantante, giraba alrededor del mundo de las motos.

Elvis era, ante, todo, un apasionado de las Harley-Davidson, marca de la que llegó a tener más de veinte vehículos. Una de sus motocicletas, la Harley-Davidson 1956 KH, la cual compró por 903 dólares, ahora vive en el museo que la marca tiene en Milwaukee, expuesta junto con los papeles de la documentación que acreditan su propiedad.

Sin embargo, la marca que verdaderamente aprovechó el éxito de Elvis no fue Harley Davidson sino Honda. A principios de los años ´70,  la marca japonesa decidió utilizar la imagen del Rey del Rock para su campaña “Para gente simpática”, con la que ingresó al mercado de Estados Unidos.

La decisión fue tan acertada, que algunos sostienen que esa acción fue una de las razones por las que Honda es, hasta la actualidad, una de las marcas más reconocidas en el mundo del motociclismo.

Elvis Presley fue el protagonista de la película “I´m a Roustobout” en la que iba de allá para acá en una Honda Super Hawk 305. A partir de ello, Honda le regaló una Dream CA77 en color negro para él y una moto igual pero de color blanco para su esposa, Priscilla Elvis. En su siguiente largometraje, Viva las Vegas”, Elvis maneja esta moto, que actualmente puede visitarse en el Museo de Arte del Motociclismo en Memphys. Lamentablemente, la moto blanca de Priscilla,, tuvo un destino desconocido.

Hay un costado más oscuro en este amor de Elvis por las motos. Es conocido que el Rey del Rock, era protegido por un grupo de amigos a los que se apodó Memphis Mafia. Con esta selecta pandilla, y aprovechando   sus contactos, lograba que cortaran un tramo de autopista al tráfico y por ella se dedicaban a hacer carreras ilegales con sus motos. Al parecer, Elvis solía ser el más rápido de su banda.

Pero, a pesar de su propia falta de cuidados al volante, Elvis siempre trabajó en mejorar la imagen que se tenía de los moteros, intentando que se los viera de una manera más cercana, familiar. Esa imagen es la que Honda explotó y la que puede verse en todas las campañas que hicieron juntos.

SHARE THIS STORY

Publicar / Mostrar comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

> No te pierdas nada de este viaje, unite a nuestra comunidad y recibí todos los meses las mejores notas.

¡Te suscribiste exitosamente!