Home / Seguridad Vial  / Descubrimos 5 Tipos de Motociclistas. Serás Vos Alguno de Ellos?

Descubrimos 5 Tipos de Motociclistas. Serás Vos Alguno de Ellos?

Aló. Hoy vamos a estereotipar un poco algunos conductores que se dejan observar por las calles y rutas!

#1 – El McGyver

Este especimen lleva el “Hágalo Ud. Mismo” tatuado en el alma. Es muy creyente en la autosuficiencia y por ende existen muy pocas situaciones en las que no pueda rescatarse a sí mismo. Suele llevar, naturalmente, pequeñas cajas de herramientas en algún rincón de la moto con todo lo necesario para solucionar cualquier cosa, llámese cadenas flojas, tanques pinchados, hasta problemas de motor donde obviamente no se hacen drama en ser encontrados “con las manos en la grasa”. Sus mejor amigo es la cinta aisladora. Naturalmente, suelen ser muy generosos con sus habilidades y ofrecerse a reparar motos que no son propias, aunque no es sabido si es por buenos samaritanos o por esa necesidad constante de probar que pueden con cualquier problema sin llamar a un mecánico especializado al rescate. Suelen ser brillantes improvisadores; que no te extrañe si emplean métodos poco convencionales pero efectivos (a corto plazo en general) para salirse de algún aprieto.

#2: El Novatísimo:

Éste sí que es fácil de identificar: podemos oír su embrague gritando socorro al verlo pasar, ver el trazo irregular y serpeteante que deja por su todavía mala estabilidad, podemos verlo apoyando ambos pies sobre el pavimento por varios metros porque aún desconfía de las certeras leyes de la física, y también no es raro verlo perder cantidades de tiempo notables al intentar prender su moto con el interruptor de corte en off. Para tolerar su existencia hay que recordar que todos fuimos uno en algún momento, por lo que, al avistar uno de esta especie hay que tenerle paciencia y rogar que llegue a casa sano y salvo. Ya aprenderá.

Resultado de imagen para man in suit on motorcycle

#3 – El Sobrado:

Nunca jamás lo admitirá, pero tiene demasiada flecha para tan poco indio. Probablemente es un sujeto de buen pasar económico que obviamente tiene que adquirir una moto que refleje su status, lo cual se traduce en prestaciones que superan su capacidad por ahora y por un buen tiempo más. Podemos avistarlo intentando dominar toda esa cilindrada por barrios de cierta alcurnia, provocando cierta envidia y miradas entrecerradas en moteros más experimentados y apasionados,  pero con menos oro en sus bóvedas, que lo criticarán despiadadamente ante cualquier inconsistecia de manejo.

Pero a el no le importa. Así funciona el capitalismo.

#4 – El Normal

Es un/a tipo/a normal. Es el que vos creés que sos.  Tiene una moto de precio normal, cilindrada normal, anda a una velocidad normal. Para andar prefiere las condiciones climáticas normales. Mantiene la moto cuando es justo y necesario. El asado le gusta a punto y el agua del mate a 80°C. Se confiesa a sí mismo como fanático de la normalidad.

Cierta gente no entiende y se exaspera ante tanta normalidad. Pero ellos contestan que son normales porque “es normal” ser normal. Como es de esperarse no hay mucho que mencionar sobre ellos porque no se hacen notar mucho, dada su extrema normalidad, pero en un país con tanto conductor alocado, quizá más gente de este tipo nos vendría bien.

#5 – El Acelerado y su Némesis, el Lenteja.

Son una dualidad eternamente contradictoria, como el yin y el yang. Para uno el semáforo tiene una luz roja y dos verdes. El otro tiene problemas de audición por tantos bocinazos “Daaale Flacooo!” . Uno lleva las revoluciones al taco, frena siempre con un átomo de margen de error y le tiene cero paciencia a otros vehículos, esquivándolos como si fuera un videojuego. El otro tarda para todo; acelera la moto prudencialmente, y siempre anda por lo menos 10 kmh. debajo de la máxima, y cuando come, mastica 20 veces de cada lado porque así le dijo su abuela que se digiere mejor. El otro es un ave de rapiña, que cuando uno está por disfrutar su primer plato ya le está pasando el pan a los restos de salsa que quedaron en el suyo. Está apurado sin causa y no quiere estar un nanosegundo de sobra en un transporte. Existen grandes chances de cataclismo fueran a encontrarse estos dos tipos en alguna avenida.

Todos conocemos varias ediciones de los dos.  Quizás hasta seamos uno.

Resultado de imagen para motorcycle slow

Te sentiste identificado con alguno? Hay algún estereotipo suelto por ahí en dos ruedas que conozcas y no catalogamos apropiadamente? Comentá y hacénoslo saber!




Suscribite al Newsletter de Viento en la Cara

El lugar donde se reúnen la infinita sensación de andar en moto: la libertad, el saber que podés, llegar donde querés... Y tambien las noticias, las cosas que debemos saber, las nuevas normativas y leyes; todo confluye en este blog que espera que te sumes, que opines, que compartas. Empecemos este viaje juntos, con el viento en la cara.



Califica este artículo
SIN COMENTARIOS

PUBLICAR UN COMENTARIO

Obligatorio (*)
(*)(*)

El lugar donde se reúnen la infinita sensación de andar en moto: la libertad, el saber que podés, llegar donde querés... Y tambien las noticias, las cosas que debemos saber, las nuevas normativas y leyes; todo confluye en este blog que espera que te sumes, que opines, que compartas.

Empecemos este viaje juntos, con el viento en la cara.

¡Te suscribiste exitosamente!