x

Las 4 motos más emblemáticas del cine

La historia del cine es, en muchos aspectos, espejo de la sociedad; el reflejo claro de los cambios que esta va transitando. Muchas son las películas que se han transformado en verdaderos representes de una década, de períodos de guerra, de las costumbres y la cultura social de un momento específico en el tiempo.

Cuando pensamos en la relación entre el cine y los vehículos, podemos ver cómo las motos fueron cobrando un rol protagónico en las grandes pantallas. Y con cada aparición marcaron la historia del cine y nuevas costumbres en nuestra sociedad.

En esta nota haremos un viaje, con cuatro paradas importantes, por nuestra selección de motos emblemáticas del cine. Esas, que se apropiaron de la pantalla grande y de nuestros corazones.

La Vespa 125 en la película ‘Vacaciones en Roma’ (1953).

Audrey Hepburn interpreta a la princesa Ana, una joven que está cansada de las continuas proposiciones al matrimonio que le realizan hombres aburridos que persiguen su fortuna. Un día decide escapar de su vida gris en Roma. Allí conoce a un reportero americano, Joe Bradley (Gregory Peck) con el que recorre las calles de la ciudad arriba de una Vespa.

A partir de la película, en la que la Vespa tuvo tanto protagonismo, ésta pasó a convertirse en un símbolo de Roma. Al día de hoy, la mayoría de los turistas que la visitan, sienten que no pueden tener una experiencia completa sin haber recorrido los adoquines de la ciudad sobre una de ellas. De hecho, muchas agencias se especializan en tours en Vespa por el centro de Roma, con un enfoque romántico inspirado en la película. Un último dato interesante: la Vespa más antigua del mundo es precisamente la de la película, y se vendió en marzo de 2017 por 191.000 euros.

La  Triumph Trophy TR6 en la película ‘La Gran Evasión’ (1963).

Con Steve McQueen al manillar (o mejor dicho, su doble), la Triumph Trophy TR6, protagoniza uno de los saltos más famosos del cine. La moto fue pintada como si fuese una BMW del ejército alemán. El artista encargado de la transformación fue Von Dutch (Kenny Howard), quien trabajaba en el taller Ekins, encargado de las modificaciones de la moto para la película.

Este modelo, fabricado de 1956 a 1973, tenía un motor bicilíndrico de 649 cm3 que ofrecía hasta 46 CV de potencia a 5.600 rpm, unido a su cambio de marchas de cuatro velocidades, consiguiendo una máxima de aproximadamente 177 km/h. Con un peso de 166 kg era una moto bastante ligera y tuvo bastante éxito comercial a lo largo de su vida, y en sus diferentes versiones (TR6C, SC, SR, SS, Trophy). En total se vendieron 71.355 unidades.

La Kawasaki GPZ900R en la película ‘Top Gun’ (1986).

Conocida como Ninja 900, la Kawasaki GPZ 900R salió a la luz en 1983. Fue un éxito tanto en EEUU como en Europa, ya que era de las pocas motos de la época que pasaban de los 243 km/h. En varias escenas de la película, se puede ver a Maverick conduciendo esta belleza en rojo y negro, de 115 CV, 908 cc, 6 velocidades y culata de 16 válvulas.

En el año de su lanzamiento, se vendieron más de 70 mil unidades.

La Kawasaki ZZR250 en la película ‘Kill Bill  Vol. 1’ (2003).

Uma Thurman condujo la Kawasaki ZZR 250 con 34 CV y 147 kg para recorrer Tokio durante la grabación de Kill Bill. Gracias a que no era muy pesada, marcando conseguía una aceleración de 0 a 100 km/h en 6 segundos y una punta de 160 km/h.

La moto fue personalizada con los característicos colores amarillo y negro, en concordancia a los lucidos por la actriz en su vestimenta (mono y casco). Esta película de culto, convirtió a esta “kawa” en una moto de película.

 

SHARE THIS STORY

Publicar / Mostrar comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

> No te pierdas nada de este viaje, unite a nuestra comunidad y recibí todos los meses las mejores notas.

¡Te suscribiste exitosamente!