Home / Actualidad  / Asegurate de estar Asegurado

Asegurate de estar Asegurado

Muchas veces en los ríos de tráfico citadinos se puede observar que existe un cierto desdén de parte de algunos conductores de motos por la seguridad.

No es para nada raro ver gente circulando sin casco, entre otras cosas, y de continuar el crecimiento de la base de motociclistas, los problemas de accidentes viales sólo irán en ascenso.

Sumado a esto existe, en algunos, una idea de que la moto, siendo en principio más “informal” que el auto, no es fundamental que esté asegurada contra terceros, aún siendo requisito indispensable para circular según la ley.

No estamos intentando plantear en esta nota el aseguramiento de ciclomotores desde el punto de vista de requisito vial, que ya de por sí es enteramente válido. En realidad, queremos establecer que es esencial para el propio conductor estar cubierto ante eventualidades que puedan ocurrirle. Entonces, citamos 3 factores que nos parecen fundamentales.

a) El tipo de seguro

Como mínimo, es necesario un seguro de responsabilidad civil para terceros transportados y no transportados, porque de no ser así las consecuencias financieras para él y sus acompañante y otros transeúntes pueden ser muy graves. Además, existen servicios adicionales que pueden contratarse como, pérdida total por robo o hurto sin franquicia, extensiones geográficas de cobertura, incendio, destrucción total, etc.

 

b) La compañía aseguradora

La recomendación es hacerlo con una empresa seria y con trayectoria, que de pólizas adecuadas a las necesidades de cada uno y que las entregue en forma física, así el conductor la tiene siempre encima ante cualquier eventualidad, y recomendamos conocer a priori la capacidad de cobertura de la empresa a lo largo del país, si, además, se pretenden hacer viajes muy largos.

c) La póliza

Es muy importante leer bien la póliza para entender bien de qué exactamente estamos cubiertos y que hayamos contratado lo que necesitábamos, porque, ulteriormente, no importa lo que hayamos discutido con la aseguradora, lo que figura en la póliza es la última palabra. A la hora de la verdad, la aseguradora se guiará por lo que dice la póliza y que está firmada por ambas partes y no por lo que te haya podido decir el representante de la aseguradora que te la vendió. Uno mismo tiene que asegurarse de leer en detalle la póliza – incluyendo la letra pequeña – para poder constatar que realmente figura todo lo que hemos acordado.

 

d) El más importante: Vos

Desde ya, lo ideal sería nunca tener que recurrir a la aseguradora y tus chances mejorarán en la medida que respetes al máximo las normas de seguridad y tránsito, pero está clarísimo que no siempre éstas cosas dependen de uno. Eso con respecto a accidentes.
Con respecto a la póliza que adquieras: ¿Te movés por zonas “difíciles” tanto por seguridad como tránsito? ¿hacés viajes largos? ¿dejás tu moto atada en la calle? Intentá hacer un análisis objetivo de los factores que sentís que más pueden amenazar tu integridad y la de tu moto. Nadie te conoce mejor al volante que vos mismo, con lo cual, andá a la aseguradora habiéndote respondido a vos mismo cuántas preguntas de este estilo puedas.

 




Suscribite al Newsletter de Viento en la Cara

El lugar donde se reúnen la infinita sensación de andar en moto: la libertad, el saber que podés, llegar donde querés... Y tambien las noticias, las cosas que debemos saber, las nuevas normativas y leyes; todo confluye en este blog que espera que te sumes, que opines, que compartas. Empecemos este viaje juntos, con el viento en la cara.



Califica este artículo
SIN COMENTARIOS

PUBLICAR UN COMENTARIO

Obligatorio (*)
(*)(*)

El lugar donde se reúnen la infinita sensación de andar en moto: la libertad, el saber que podés, llegar donde querés... Y tambien las noticias, las cosas que debemos saber, las nuevas normativas y leyes; todo confluye en este blog que espera que te sumes, que opines, que compartas.

Empecemos este viaje juntos, con el viento en la cara.

¡Te suscribiste exitosamente!