x

Hoy nos metemos con un tema polémico: ¿el tamaño importa?
Es evidente que si tenés poco espacio en tu garage el tamaño de tu moto es un tema determinante.
Hoy vamos a saber cuales son las más pequeñas de las pequeñas entre las motos Monkey.
Pero, paremos la pelota, ¿sabés por qué las llaman “monkey”?
La verdad es simple, porque uno parece un monito (“monkey”) cuando conduce una moto tan pequeña. Puede sonar ridículo y medio humillante, pero las monkeys no son una broma: son auténticas y fueron súper populares en los sesentas y setentas. Aquí están las 5 más pequeñas, ¿te comprarías una?

1. Honda Z100
Esta historia arranca en el años 61 con Honda dando a luz a este bebé. Se trata de un pequeño ciclomotor con un motor de 49 cc que era incluso más práctico que la moto C100 para utilizar por la ciudad. Súper cómodo para ir a microcentro, ¿no?

2. Yamaha Vogel QB50

Si la anterior fue muy popular, este Yamaha no tuvo tanta suerte, a pesar de ser una minimoto impresionante. Como dato de color, la marca intentó alejarse del “monkey” y darle el nombre de una especie diferente: “Vogel” en alemán significa pájaro.

3. Fox Doodle Bug
La Fox Doodle bug apuntaba a la aventura y la diversión mucho más que la practicidad. Fue pensada para grandes y chicos, para paseos por el campo, el bosque. En resumen, una moto para la aventura.

4- Heald Super Bronc

Es para los moteros “monkey” más altruistas y radicales. En los años 70s, el modelo VT-8 de 306 cc fue particularmente popular, quizás por sus grandes ruedas con cámara y el asiento acolchado.

5. Rupp Dart Cycle
Esta moto de 1962, es robusta y especialmente pensada para ocio, deportes y un desplazamiento económico y práctico.
La verdad es que no es tan mala idea tener una, ¿no?

El motociclismo nace como deporte el día que Gottlieb Daimler instala un motor de combustión a una bici de madera en 1885.

Recién arrancó como una actividad competitiva en el siglo XX, y se hizo inmensamente popular, atrayendo a fanáticos en cada competición.

Después de profesionalizarse, fueron determinándose distintas modalidades, diferentes pistas y distintas cilindradas. Pistas de césped, trial cronometrado, motocross, sidecars, aceleración, etc.

La primera competencia oficial fue en 1896, cuando 8 corredores recorrieron ida y vuelta la distancia entre París y Nantes, aproximadamente 152 Kilómetros. El ganador fue M. Chevalier, con un triciclo Michelín- Dior.

Como dato de color, podemos destacar que el Japonés Yauyuki Kudo, realizó el wheelie más largo, durando sobre su rueda trasera 331 km sin detenerse, mientras que el belga Jacky Vranken realizó el wheelie más rápido a 254/07 km/h en el año 1992.

Algunos hitos para mencionar son que en 1904 se creó la federación internacional de MotoCross. En 1924, en la localidad inglés de Camberley, se realizó la primera carrera de MotoCross. En 1945, aparecieron las primeras grandes fábricas como Yamaha, Suzuki, Honda BMW, Kawasaki. En 1968 se creó la primera Superbike, con un motor de 4 cilindros.

En 1990, el estadounidense Dave Campos alcanzó el récord de velocidad, 500 Km/h.

 

La adrenalina que sentimos al subirnos a nuestra moto intentó ser imitada muchísimas veces en los videojuegos. Hicimos este Top 5 como un mix entre esos juegos clásicos inolvidables con los que crecimos y los actuales, que digitalmente recrean la realidad de forma increíble.

Road Rash – 1991

Los 90´s fueron la década de la explosión de las consolas caseras. Y las motos no se quedaron afuera de ese boom.

Desarrollado por Electronic Artes, fue lanzado a principio de los 90´s para Sega Mega Drive.

Inolvidable juego, Road Rash entra en el subgénero de carreras callejeras ilegales.

 

 

MXGP 2 – 2016

Este juego te enfrenta a los desafíos del Mundial de Motocross: Dobles, triples, scrubs, etc. 

Jugarlo es una experiencia increíble, el grado de detalle de los gráficos y la jugabilidad hacen que sea uno de los juegos más auténticos.

 

  Trials Evolution – 2012

Quizás el juego más puro y directo de la lista: es, nada más y nada menos, que motocross al mango.

De corte arcade, en 2012 regresó mejorado este juego que hizo grande a la franquicia RedLynx. Su versatilidad, además de una jugabilidad excelente, atrajo a una nueva legión de fans.

 

Hang On – 1985

¡Este me lo re acuerdo de jugarlo en Mar del Plata en los fichines! Era un flash para la época porque tenía control de movimiento, es decir, cuando jugabas tenías que subirte en un aparato que simulaba una moto. Desarrollado por Sega, fue uno de los primeros jueguitos que utilizó gráficos de 16 bits. 

 Moto GP 15 – 2015

Esta serie cuenta con licencia oficial de MotoGP y la entrega num. 15 elevó el género a otro nivel. Esincreíblemente realista y por eso recibió varias críticas: por acercarse tanto a la realidad es verdaderamente difícil controlar la moto.

Por eso, ganar un Gran Premio le levanta la moral a cualquier novato que se anime a este juegazo.

 

La pasión por las motos no se reduce a subirse a una y salir a andar, es mucho más que eso. La pasión se traslada a todos los aspectos de la vida. Y para aquellos con vocación artística, es imposible evitar que sus pasiones se vean reflejadas en sus obras.

En esta nota haremos un paseo por dos artistas que plasmaron en su arte su pasión por las ruedas. 

Makoto Endo 

“Me gusta que en mi obra se sienta el motor, su rugido, que huela el aceite”, dijo el artista japonés en una entrevista con Red Bull en el 73 Vintage Moto Art. 

La afición por las motos de Endo comenzó con una Honda, cuando era apenas un adolescente. Y aunque nunca fue fan de la parte mecánica, como desarmar y volver a unir un motor o personalizar una moto entera, sí adquirió un gran conocimiento a lo largo de los años, que fue necesario para poder elaborar su obra tan detallada. 

En sus primeros pasos como artista, Endo pintó varios temas, como paisajes y retratos, pero después empezó a enfocarse en su verdadera pasión, las motos. 

Teniendo siempre como objetivo principal, pintar el sonido del motor.

 

Tomas Vitanovsky

El artista checo Tomas Vitanovsky está enamorado de los autos y las motocicletas desde muy chico. Fue piloto de carreras por varios años, hasta que sufrió una lesión grave y se retiró. Sin embargo, ese retiro no fue una renuncia a ese mundo que tanto le fascina, al que quedó unido trabajando como mecánico. Un día, en el taller, la inspiración golpeó su puerta  y se dió cuenta de que podía utilizar las piezas sobrantes de autos y motos para crear auténticas piezas de arte.  Así es como las empezó a unir, soldadura mediante, transformándolas en animales, escarabajos, autos y motos. Con cada trabajo que se completa, sus piezas se hacen más complejas y detalladas. 

Hay pocas cosas que disfruto más que una película ridícula; esas que mezclan una trama cargada de inverosimilitudes, decisiones extrañas y una producción con el más bajo presupuesto posible. Lo que tienen estas pelis, es que son TAN MALAS, que al mismo tiempo son absolutamente geniales!

En este mundo de películas bizarras, muchas veces nuestras amadas motos ser roban el protagonismo. Así que, aprovechando mi pasión por ambas, quiero compartirles un ranking imperdible, con mi Top 5 de Pelis Moteras Bizarras

5- Pesadilla en la calle Elm 4.

Todos sabemos que si Freddy Krueger está involucrado, ¡algo extraño y bizarro está por suceder!

Si bien no se trata de una peli de motos, cualquiera que haya visto la cuarta parte de la saga, no podrá olvidar jamás la bizarrísima escena en la que el novio de la protagonista se convierte, literalmente, en una moto.

4- Knight Riders – Caballeros de la moto.

Esta peli fue dirigida por el creador de los zombies, el gran George Romero.

Sin embargo, no será recordada como su obra más feliz. Se trata de un torneo medieval pero sobre motos en lugar de caballos. Si la premisa te parece ridícula, ni te imaginás lo que es la película. 

3- Ghost Rider

Esta adaptación del “motorista fantasma” de Marvel comics es considerado una de los peores desembarcos del cómic en la pantalla grande. El guión es tan malo como la actuación de Nicolas Cage, lo que la convierte en un combo de ridiculez irresistible para los que disfrutamos de un buen momento bizarro. 

Ah, la secuela es peor.

2- Torque

Torque es pésima, esa es la verdad. Una peli que no llega ni al aprobado pero que entretiene porque…Bueno, porque tiene motos, carreras y máquinas por todas partes!

Lo bueno es que este film es sobre motos, no tiene motos solo para agregarle onda a una trama muy chata. Así que está para verla, sí, pero con nuestro conciencia crítica en “off”. 

1- Me compré una moto vampiro

Y, la campeona del mundo, la número uno indiscutida es “Yo compré una moto vampiro”. 

Ya sólo por el título tienen el puesto asegurado. Pero además, esta peli tiene un sin fin de situaciones ridículas, basadas en una premisa que solo puede ser obra de una mente perturbada: Una moto es poseída por un espíritu que, además, es un vampiro (¿?). 

Si con todo lo que te cuento, no te dan ganas de verla, te aseguro que te vas a perder una joya absoluta del cine bizarro!

¿Sos de los míos? Dejá tu comentario y contame si hay alguna peli motera bizarra que faltó en mi lista!

Barry Sheen, el piloto inglés multicampeón que popularizó el motociclismo en los 70´s, fue un gran precursor en muchos aspectos. Por ejemplo, fue el primero en personalizar su casco con una figura del Pato Donald pintada y el primero en ser considerado una estrella del motociclismo por el gran público. En resumen, se trataba del primer piloto mediático.

Es el mismo Barry el que adopta el saludo en “V” a la hora de celebrar sus victorias. Se dice que lo tomó de otro inglés célebre, nada menos que de Winston Churchill, quien lo usaba para dar ánimo a los soldados británicos durante la Segunda Guerra Mundial. 

Y se relaciona con las motos, ya que fue adoptado como el saludo tradicional entre los “moto-mensajeros” del ejército de Gran Bretaña al cruzarse entre los peligros de sus misiones. 

Actualmente, la “V” motera es un signo de compañerismo. Un saludo de complicidad entre quienes compartimos la misma pasión. 

Y vos ¿usas este gesto cuando cruzás en el camino a otro motociclista?

Harley Davidson o, simplemente, la Harley, es considerada como una de las marcas de  motos más emblemáticas del mundo. Con sede en Milwaukee, Wisconsin, nació en 1903 cuando William Harley y su amigo Arthur Davidson utilizaron sus propios diseños y el patio de la casa de la familia Davidson como taller, para construir su primer modelo de competición.

En 1917, subieron exponencialmente su producción para la primera guerra, luego cayeron como todo el país durante la depresión del 30, para resurgir durante la Segunda Guerra Mundial.

Fue después de la guerra, cuando ex combatientes introdujeron las Choppers, motos a las que se les quitaban las partes innecesarias, como el guardabarros, para una mayor velocidad y un menor peso.

Su edad de oro se vio amenazada cuando en los 60´s y 70´s, el cine de Hollywood asoció la Harley con un estereotipo negativo de conductor, violento y fuera de la ley.

En los 80´s, la marca repuntó nuevamente, decidida esta vez a abandonar la influencia de sus competidores asiáticos, para abrazar su propia personalidad.

Esa misma personalidad, inherentemente norteamericana, que convirtió a la Harley en una de las motos más reconocidas del mundo.

Seguramente lo mismo se preguntaron los héroes del ranking de hoy. La moto los hace zafar de embotellamientos y, por su velocidad, les viene bárbaro para atrapar a los villanos. Vamos a hacer un repaso por los personajes de cómic que comparten nuestra misma pasión por las motos.

Capitán América

Steve rogers, el Capitán América que todos conocemos por las pelis de Avengers, tuvo 2 modelos de motos diferentes durante su extensa historia (¡el cómic empezó a publicarse en 1941!).  La primera moto fue una Harley Davidson WLA, modificada por Howard Stark, padre de Tony Stark (Iron Man), para que con ella persiga a los nazis durante la 2da guerra mundial. Ya en la era moderna, en 2012, pudimos ver al Cap manejando una Harley Davidson Softail Slim. Aunque esta era solo para su vida cotidiana, ya que no la usaba en sus misiones. Para pasear, bah. 

Wolverine

En la última entrega de la saga de Wolverine,”Logan”, pudimos verlo conduciendo una Harley Davidson Road King. Eso sí, está totalmente 

personalizada, con una modificación total del chasis. Una moto fuera de serie para un personaje ídem.

Batman

Aunque el transporte más famoso del encapotado es el inmortal Batimóvil, hubo una “batimoto” en particular que caló hondo en el corazón de los fans. Ya es un clásico el momento del film “El Caballero Oscuro”, de Cristopher Nolan, en el que el batimóvil, súbitamente, se convierte en una de las motos de héroes más famosa de la historia. 

Terminator

Como Mingo y Anibal, Batman y Robin, Carozo y Narizota, Terminator y su moto son inseparables. Vamos a ser sinceros, el personaje de Arnold no es un superhéroe como tal, pero casi… Nacido en el cine, en los 90´s llegó a los cómics a través de la editorial Dark Horse.Grabada para siempre quedará en la memoria de todo motero esa Harley Davidson Fat Boy FLSTF con la que Arnold intentaba salvar a John Connor del incansable T-1000.

Ghost Rider

Quizás no sea el superhéroe de Marvel más popular (y las pelis de Nicolas Cage sobre el personaje no ayudaron mucho), pero no hubo ni habrá otro personaje que esté tan unido a su moto como Ghost Rider. El “motorista fantasma”, como fue traducido para latinoamérica y España, tiene una imagen que impacta, siempre acompañado de su moto con ruedas de fuego.

Hoy queremos compartir con ustedes algunas de las bandas que parecen haber nacido para acompañar los mejores viajes por la ruta, el campo o la ciudad. Esas, que aun cuando las escuchas tirado en el sillón, tienen el poder de hacerte sentir como arriba de tu moto, con el viento rozando tu cara y todo un camino delante por descubrir.

Para dar comienzo a esta playlist motera, les dejamos abajo nuestra lista de infaltables. Pero, si queremos crear la mejor lista de la historia, necesitamos armarla entre todos.

https://spoti.fi/2MMp3Zf 

¿Te sumás? ¡Compartínos tus canciones al final del post!

¡Atención! Recordá que está prohibido utilizar auriculares o el celular mientras manejas. Para escuchar música arriba de la moto, se recomienda solo hacerlo con aquellas que cuenten con dispositivos de sonido integrados y homologados.

1- Born To Be Wild – Steppenwolf

Escrito por Mars Bonfire e interpretado por la banda Steppenwolf, es imposible escucharlo sin pensar en Dennis Hopper y Peter Fonda subidos a su moto en el film “Easy Rider”.

2 – Highway To Hell – AC/DC

Otro rock muy rutero de la mítica banda AC/DC. Adrenalina pura para subir a la moto, olvidarnos de todo y disfrutar el camino como nunca.

3 – Harley Davidson Blues – Canned Heat

Un clásico del ´73, época bien motera, que rinde homenaje a la inmortal firma de motos norteamericana.

4 – Gypsy Biker – Bruce Springsteen

“The boss” lanzó este temazo en 2007 y su título (“motociclista gitano”) lo dice todo. ¡Un himno bien motero!

5 – This Life – Curtis Stigers

¿Qué decir de este tema? La canción de “Sons of Anarchy”, la serie motora por excelencia, simplemente no podía faltar.

6- ¡La elegís vos! ¿Qué canción te vuela la peluca?

Hells Angels Motorcycle Club es, sin duda, el club de motoqueros más famoso del mundo.  “Los ángeles del infierno” fueron fundados el 17 de marzo de 1948, en Fontana, California, por la familia Bishop, veteranos de guerra estadounidenses. El nombre se inspiró en los escuadrones estadounidenses que lucharon la segunda guerra mundial.

El club estableció su notoriedad como parte del movimiento de la contracultura de los años 60. Pasaron de ser una pequeña banda de apasionados de las motocicletas a una leyenda en poco más de medio siglo. Desde entonces, son vistos de manera contrapuesta: como espíritus libres, unidos por un sentido de fraternidad y lealtad, o bien, como violentos y nihilistas, poco más que una banda criminal salvaje

Los colores oficiales de los Hells Angels son letras rojas exhibidas en un fondo blanco, de ahí que uno de sus apodos sea Red & White. Su lema es “Nadie recuerda lo que hacemos bien ni olvida lo que hacemos mal”; y su icónica imagen está compuesta por las Harley Davison y un sistema de parches sobre camperas de cuero- parecido a las medallas militares- que identifican las creencias de sus miembros.

> No te pierdas nada de este viaje, unite a nuestra comunidad y recibí todos los meses las mejores notas.

¡Te suscribiste exitosamente!